Angie Contreras: “Las personas no somos usuarias, sino ciudadanas digitales”

Angie Contreras es consultora en comunicación con perspectiva de género y derechos digitales. Integra, además, el Consejo Asesor de Seguridad de TikTok para América Latina. Hablamos con ella sobre inclusión y le consultamos su evaluación sobre los procesos de integración tecnológica en la región.
SeguridadLibertadParticipación

Angie Contreras dice que puede parecer una obviedad pero no lo es: los procesos de inclusión digital deben diseñarse y desarrollarse codo a codo con las comunidades históricamente excluidas. “Hay que escuchar”, repite varias veces. Explica que quienes lideran estos cambios, desde las organizaciones o los gobiernos, a veces se saltan este paso fundamental y terminan ejecutando soluciones que se alejan de las necesidades reales de las personas.

Contreras está diplomada en Gobernanza de Internet y Privacidad de Datos, Regulación y Gobernanza. Es actualmente integrante del Consejo Asesor de Seguridad de TikTok para América Latina, que aconseja a la red social sobre temas como la alfabetización digital, la salud mental y los derechos humanos. Pero hace mucho más. Colabora, por ejemplo, con la Asociación Civil Cultivando Género de Aguascalientes, en México, en temas de acoso y violencia digital.

“Tenemos que ser realistas”, señala. “Quienes trabajamos los temas de inclusión digital tenemos muchos privilegios y a veces pensamos que lo que vivimos o vemos es todo lo que está pasando, pero no”. Y lo dice una vez más: “Tenemos que preguntar, conversar y escuchar a los grupos más excluidos para tener un mejor entendimiento y entonces descubrir cómo abordar la inclusión”.

Fotografía por Shingi Rice

¿Qué otro aspecto clave deberían considerar las organizaciones al momento de abordar la inclusión digital?

El abordaje sobre lo digital tiene que ser transversal. Debe involucrar a todas las organizaciones, independientemente de la temática, y a todas las áreas de una organización. No puede ser una sola área de trabajo, aislada. En muchos casos se piensa en lo digital solo como un cambio de formato para comunicar o la inclusión de nuevas plataformas para difundir. Otras veces se cree que es algo que solo tiene que ver con juventudes y redes sociales. Y no es así. Las organizaciones tienen que cambiar de perspectiva y entender que trabajar temas digitales tiene que ver con el desarrollo de habilidades, herramientas y atención de necesidades. Tiene que ver, sobre todas las cosas, con cómo abordar los derechos humanos en una nueva época.

Latinoamérica tiene retos particulares. En líneas generales, ¿cómo ves los procesos de transformación digital en la región?

La incorporación ha sido muy lenta, si lo comparamos con lo que ha pasado en Europa o Asia, por ejemplo. La tecnología avanza muy rápido y me da la impresión de que nos estamos quedando atrás. Pero, además, se ha ido afianzando cada día más la desigualdad, entre las personas, organizaciones y gobiernos. Asistimos, por ejemplo, a gobiernos que tienen una visión de gestión digital para simplificar y agilizar trámites. Sin embargo, muchos de estos gobiernos no han garantizado el acceso a las nuevas tecnologías o capacitado a determinadas poblaciones. Es desesperanzador. En lugar de lograr mayor inclusión, las nuevas tecnologías están haciendo más notorias las desigualdades en nuestra sociedad.

¿Se trata solo de una cuestión de recursos o se subestima el tema?

Es de todo un poco. Creo que tiene que ver, sobre todo, con cómo se considera a las personas en los modelos de gobernanza de internet. En esos modelos nos mencionan como usuarias y desde allí ya hay un gran problema. Las personas no somos usuarias, sino ciudadanas digitales. Todos deberíamos reflexionar el tema alrededor de la idea de una ciudadanía digital. Las definiciones son clave. Una ciudadanía nos reconoce como personas con derechos, me habilita a exigir garantías. Exigir, por ejemplo, acceso a internet gratuito en las plazas, a capacitaciones, a ejercer mi libertad de expresión. Y así lo deberían entender, no solo los gobiernos, sino también el sector privado.

¿Cómo se ven afectadas las poblaciones históricamente relegadas por esta brecha que mencionas?

Los grupos que han sido discriminados ahora están viviendo más discriminación. Florencia Goldsman, experta en comunicación y ciberculturas, dice que se pensaba que Internet podía llegar a ser un espacio democratizador de derechos. Oh, sorpresa: resulta que es peor. Pienso, por ejemplo, en las personas LGBTI+, en las personas racializadas, en las mujeres. Internet se ha vuelto una caja de eco, que replica las mismas prácticas violentas que estas personas enfrentan a diario. La persecución se siente más. ¿Y entonces qué sigue?, se pregunta Florencia. ¿Cómo podemos hackear esta realidad y aspirar a construir algo diferente en lo digital?

¿Cómo has respondido esa pregunta? ¿Qué se puede hacer para que lo digital sea un espacio más democrático e inclusivo?

Una gran pregunta, con una respuesta muy compleja. Yo tengo mucha esperanza. Somos muchos quienes seguimos insistiendo en construir estos espacios seguros, para todas, todos y todes. Y si seguimos insistiendo después de todos estos años es porque realmente creemos que podemos lograr el cambio. ¿Cómo podemos hackearlo? Pues compartiendo información desde la empatía, desde la escucha. Compartir y construir herramientas, guías, manuales. Pero, sobre todo, teniendo muy en claro que necesitamos un piso parejo en derechos humanos. Y para esto es necesario dialogar, no solo con mis pares, sino buscar las formas de poder sentarnos con otros grupos, gobiernos y empresas. Hacer esta reflexión en conjunto: que para hablar inclusión tenemos que hablar de derechos humanos. Tenemos que hablar de equidad, de igualdad y, solo entonces, de inclusión.

Ir a

Regístrate y sé parte de la comunidad de Ciudades y Derechos Digitales

Jueves 23 de noviembre de 2023

Mentoría

10 ideas para promover los derechos digitales y la transformación digital en ciudades de América Latina

Recursos

Guías prácticas para la transformación digital en América Latina y el mundo.

gladystone-fonseca-0Bm-KxgSPBs-unsplash
10 destacados de la Guía Práctica para la Transformación Digital en América Latina
Eliana.Quiroz2
Eliana Quiroz: “Antes que inversión, necesitamos políticas públicas para el desarrollo tecnológico”
Niteroi-un-proyecto-de-ciudad-en-America-Latina-que-quiere-ser-referente-mundial
Niterói: un proyecto de ciudad en América Latina que quiere ser referente mundial

Versión Beta:

Esta es una plataforma nueva. Deja tus comentarios aquí para mejorar.

Pregunta enviada correctamente