¿Necesitas apoyo? ¡Aquí lo tienes! 

Resuelve tus dudas con la orientación de expertos y expertas. Participa en nuestro espacio de mentorías y revista esta sección donde, periódicamente, iremos sumando preguntas, respuestas e ideas para tus propuestas y proyectos a partir de las conversaciones que tengamos.

Preguntas de la comunidad

Creemos en la colaboración y confiamos en el poder de las conexiones para impulsar proyectos innovadores. Anímate a participar de las mentorías, donde conversaremos en torno a preguntas de nuestra comunidad que luego iremos sumando a esta sección con su respuesta correspondiente.

Preguntas sobre la transformación digital con enfoque de derechos

Las siguientes preguntas fueron enviadas por servidores públicos de países de América Latina como Colombia, México, Chile, Argentina y Brasil. Esta primera selección fue respondida por Héctor Domínguez Aguirre, experto en transformación digital y actual Coordinador de Datos Abiertos, Privacidad y Ciudad Inteligente en Portland, Estados Unidos.

La ciudad de Portland ha creado una lista de principios de privacidad y protección de datos que nos sirven para guiar cómo interactuar con datos personales o sensibles.

Estos principios están soportados en derechos digitales y equidad.

Transparencia de datos, operaciones, y toma de decisiones han sido temas claves para generar confianza pública.

Algunas estrategias que hemos seguido son:

  • Crear espacios de discusión pública que sean de confianza.
  • Crear institucionalidad que asegure un manejo adecuado de datos sensibles.
  • Participación pública en la toma de decisiones.
  • Comunicarnos internamente con diferentes grupos dentro de la ciudad, servidores públicos electos, y principales colaboradores tales como abogados, el equipo de seguridad informática, y el equipo de equidad y derechos humanos.
  • Comunicaciones constantes y educación digital con la comunidad incluyendo no solo a grupos de interés, como comunidades marginadas y organizaciones sociales, sino también al sector privado y universidades.

Con mucha paciencia. Estas relaciones se basan en beneficio mutuo y están basadas en confianza mutua. La confianza mutua se prueba y cuando se rompe hay que trabajar para restaurarla. Lleva tiempo, mucho esfuerzo y recursos. Los gobiernos muchas veces no ven beneficios a corto plazo y la rendición de cuentas puede ser prematura.

Hay que buscar campeones comunitarios y patrocinadores dentro y fuera de la ciudad. Los patrocinadores dentro de la ciudad pueden ser desde el administrador del proyecto o programa hasta un oficial electo públicamente. Los campeones o patrocinadores comunitarios pueden ser organizaciones locales que ya están trabajando con comunidades o individuos en el tema que se aborda. En estos vínculos, la confianza debe ser mutua y puede oficializarse a través de convenios o acuerdos que definan claramente límites de acción.

Para una participación pública efectiva se necesita también preparación y educación en el tema. Esta educación digital permite un mejor alineamiento y acuerdos. Nosotros recomendamos invertir recursos para que la comunidad tenga acceso a eventos que permitan la participación de las personas. Por ejemplo, ofreciendo incentivos al tiempo invertido, pago de transporte y comida, cuidado de menores, uso de lenguaje simple y accesible, ofrecer interpretación o materiales traducidos, etc.

Nosotros en Portland usamos diferentes estrategias:

  • Empezamos con pequeños proyectos que puedan escalar, que la inversión no sea tanta y los beneficios tangibles.
  • Invitamos a colegas de otras ciudades que han desarrollado proyectos exitosos y que tienen experiencia en el tema. Por ejemplo, nuestro programa de privacidad ha sido asesorado por el equipo de Seattle, y el proyecto de tecnologías de vigilancia ha sido apoyado por el comité de privacidad de Oakland.
  • Invitamos también a expertos, la mayoría de las veces académicos o de organizaciones no gubernamentales que trabajan en temas de transformación o impactos digitales. Algunas veces hemos también invitado a grupos dentro de compañías, aunque les pedimos no hacer marketing o promoción de sus productos.
  • Ofrecemos colaboración constante a los grupos dentro de la ciudad que desean probar tecnologías de información o nuevas tecnologías. Lo hacemos en base a consultorías internas o como una colaboración constante, dependiendo del proyecto.
  • Ofrecemos charlas y capacitaciones a líderes públicos, electos o administradores generales.
  • Hemos trabajado con recursos humanos en la preparación de materiales de educación digital dirigidos a todos los empleados de la ciudad. Más recientemente, hemos apoyado memorándums sobre inteligencia artificial.

Cuando hay poca capacidad, hay que ser estratégicos.

  • Por un lado, se puede empezar identificando los aspectos críticos de la implementación de la tecnología. Por ejemplo, en seguridad pública o en transporte.
  • Buscar proyectos que tengan un impacto positivo y requieran pocos recursos. Por ejemplo, revisar tecnologías en uso actual y transformarlas a un marco de derechos digitales.
  • Encontrar socios o colaboradores dentro de esas organizaciones.
  • Asegurar un presupuesto mínimo o quizás horas de personal para operaciones o tareas en derechos digitales.
  • Usar parte de esas horas en educación, dentro del grupo y en esas relaciones estratégicas.
  • Se puede también buscar asociaciones regionales y buscar apoyo en ciudades o redes con más recursos.
  • Dedicar parte del tiempo a informar a la comunidad, por ejemplo, organizando eventos presenciales o en línea. Se puede colaborar con otros programas que ya tienen estas relaciones comunitarias.
  • Programas de acceso a internet son un buen canal para empezar.

Diferentes organizaciones, sin fines de lucro y académicas, tienen marcos de participación pública en general (como la OECD). Creo que, en realidad, las comunidades locales ya tienen su propia historia de cómo se relacionan con el gobierno local.

Muchas veces se tienen escenarios donde solo un grupo reducido es el que siempre participa y esto puede generar cámaras de resonancia y autovalidación. Es bueno siempre buscar alternativas y preguntarse quién no es parte de esta conversación.
Usar múltiples medios de comunicación. Por ejemplo, formas en línea, eventos presenciales, documentos digitales en donde las personas puedan agregar comentarios (que pueden ser anónimos o no), correos electrónicos, usando campañas de comunicación.

Nosotros también vemos el acercamiento público como una forma de generar valor y pertenencia de la gente dentro de las comunidades. Esto puede ser complicado porque la vida de las personas es complicada y hay siempre historia de por medio.

Sin embargo, nosotros intentamos liderar con derechos humanos (derechos digitales) y equidad, particularmente equidad de género, racial y de habilidades diferentes. Muchas comunidades o grupos llegan a estas conversaciones desde una situación de trauma o antagonista al gobierno. Saber manejar la empatía y conflictos es una herramienta muy útil en el trabajo con el público en general.

Hay que estar preparados para enfrentar conflictos o situaciones complejas que parecieran no tener resolución. Este es un proceso en donde la confianza mutua depende de la transparencia y la respuesta a las solicitudes.

Otra herramienta que nos ha sido útil es la documentación de los comentarios públicos. Con el tiempo, esto nos da la habilidad de contar nuestra historia y hacerla también parte del trabajo de difusión de derechos digitales.

Creo que la transparencia y la responsabilidad pública con la rendición de cuentas son fundamentales. Tener la habilidad de cuantificar los beneficios desde la perspectiva comunitaria, que es muy diferente a la del gobierno, y contar esa historia es importante.

Proyectos pueden fallar y por eso es bueno no empezar con proyectos de alto riesgo y de alto presupuesto. Muchas compañías intentan vender productos que aún no están listos o que no han sido testeados apropiadamente para uso público.

Esta evaluación de productos puede incluir los aspectos regulares de cualquier tecnología moderna como manejo de datos seguros, compatibilidad con el uso de infraestructura digital pública, o los requisitos de soporte adecuados.

Además de estos aspectos, los derechos digitales incluyen evaluación de impactos y riesgos debido a la privacidad de datos personales o sensibles, en derechos civiles, e inclusive en impactos al medio ambiente o aspectos culturales intangibles a la actividad pública del gobierno.

Tener la habilidad de evaluar y cuantificar estos impactos y riesgos y analizar formas de mitigación o toma de decisiones es un gran paso adelante. Al momento, no hay estándares para esto, pero en la costa Oeste de los Estados Unidos, varias ciudades, incluyendo a Portland, estamos trabajando para coordinar esfuerzos.

Por supuesto existen otros retos como encontrar las formas de financiar estas actividades o la ausencia de infraestructura en políticas, reglas administrativas, materiales de educación digital, o personal adecuado. Todos estos aspectos son parte de la transformación digital que se hace con la promesa de usar las tecnologías de información para apoyar la solución más efectiva y participativa de los servicios y retos sociales que las ciudades viven hoy en día.

En Portland hemos identificado la compra y manejo de soluciones tecnológicas por el gobierno como el punto más estratégico de intervención dentro de los procesos existentes.

Algunas veces, esto incluye trabajo en colaboración con los abogados que escriben los contratos o los acuerdos de compartición de datos con otras organizaciones. Se requiere una evaluación de riesgos e impactos de privacidad cuando estos contratos o acuerdos incluyen datos personales o tecnologías de vigilancia.

Para la colección de datos personales, la ciudad de Portland también tiene una política de privacidad, la cual es muy vieja y difícil de leer. Nuestro equipo, en colaboración con los abogados de la ciudad, ha desarrollado diferentes notas o notificaciones de privacidad para varios casos. Por ejemplo, cuando es solo la colección simple de datos personales de contacto, agregamos una nota reconociendo los riesgos mínimos e informando sobre la protección básica de datos.

Cuando la colección de datos incluye más datos personales, como dirección, fecha de nacimiento, o número de identidad, intentamos informar al equipo que está a cargo de esta colección de datos y asegurarnos de que los datos son realmente necesarios para el proceso. Si ese es el caso, informar al individuo que sus datos pueden hacerse públicos en el caso de una solicitud de registros públicos.

Cuando los datos realmente incluyen información muy sensible como en casos de violencia familiar, salud pública, información financiera, historial criminal, etc. Les pedimos trabajar con nosotros de manera voluntaria para identificar los riesgos específicos de la recolección de estos datos. La nota de privacidad puede contener información más específica sobre los tipos de datos más sensibles identificando cómo se van a usar y proteger.

El manejo de datos sensibles puede ya estar protegido por leyes locales y las notas o notificaciones de privacidad pueden ser escritas de manera clara para aquellos casos que lo ameriten. El punto importante es informar y comunicar claramente.

En Portland empezamos con el entendimiento común de lo que significa tener acceso equitativo a servicios públicos. Nosotros entendemos que es diferente el acceso igualitario al equitativo, así que aquellos grupos o comunidades que han sido históricamente marginalizados tendrán un servicio preferencial al diseñar servicios digitales.

Esto quiere decir que, si alguien que necesite traducción de materiales, páginas y servicios accesibles, habilidad de tener acceso a la información de manera abierta, alternativas al acceso digital, etc.

El conflicto existe cuando el estatus quo demanda un servicio igualitario al perder ciertos privilegios establecidos.

Una de las estrategias que nosotros usamos es la aplicación de ‘Universalismo Dirigido’
https://belonging.berkeley.edu/targeted-universalism. Este marco de diseño nos ha ayudado a encontrar soluciones que funcionan para todos de manera eficiente y efectiva.

Por ejemplo, los materiales de educación digital o las comunicaciones públicas las hacemos de manera simple, usando oraciones sencillas y fáciles de leer y traducir en línea. Los materiales que contienen imágenes les agregamos los textos alternativos con descripciones más detalladas que no solo ayudan los lectores de pantalla sino también las personas que navegan con el apuntador, proveyendo más información al documento.

Es mucho más complicado con comunidades marginadas. Nosotros intentamos ir a donde las comunidades están e intentamos compensar apropiadamente a los organizadores comunitarios. No es un proceso perfecto y constantemente tenemos barreras de diferentes tipos, desde la forma en que podemos usar recursos públicos, los requisitos para arrendar un espacio comunitario, o tener la habilidad de ofrecer comida u otros servicios como cuidado de menores. Pero en lo que más podemos, intentamos encontrar soluciones con ayuda de la comunidad misma.

En cuanto al acceso digital en sí mismo, por ejemplo, acceso a internet y la brecha digital. Esta es su propia área de trabajo. Aunque en zonas urbanas la mayoría de la gente tiene acceso a un teléfono móvil o inteligente, algunos vecindarios aún tienen problemas de acceso a internet o cobertura a la red celular.

Estamos también recientemente promoviendo la idea de que la brecha digital se esta volviendo mas estrecha y reducida, pero al mismo tiempo se esta haciendo mas profunda y compleja. Lo que queremos decir es que la gente se puede conectar, pero los impactos son más complejos en situaciones de privacidad, desinformación, ataques digitales, cyber bullying, monitoreo no autorizado, etc. Todo esto crea la necesidad de más educación digital y colaboraciones comunitarias.

Es también posible desarrollar políticas públicas que promuevan la equidad digital. Estas políticas dependen del tipo de jurisdicción del gobierno local y la existencia o no de leyes de protección o de regulación de tecnología.

Este también es un reto universal que se conecta con políticas nacionales de educación y desarrollo económico. Creo que localmente las ciudades tienen la habilidad de trabajar en asegurarse de que las comunidades se puedan conectar de manera segura e informada a servicios digitales.

Los gobiernos pueden promover la infraestructura digital como factor de desarrollo económico y de combate a la desigualdad social cuando se centra en las necesidades de la gente, se promueve la participación y debate público, y se invierte en capacidad e infraestructura interna en el mismo gobierno.

La innovación sin conexión a problemas reales corre el riesgo de perder la inversión por no encontrar el valor dentro de la gente. La innovación dirigida y compartida tiene una mejor oportunidad.

Uno de los problemas que hemos identificado es el bajo porcentaje de proyectos innovadores (dentro del gobierno) que son exitosos después de su periodo de prueba. Como estrategia, hemos empezado a trabajar internamente con el departamento de tecnología. Aunque hay diferentes dinámicas, al final es importante tener en cuenta lo que se requiere para que una tecnología pueda implementarse en la ciudad.

Finalmente, quisiera resaltar el valor que tiene la colaboración con instituciones académicas ya sea enviando estudiantes a apoyar proyectos o haciendo proyectos de colaboración con investigadores en necesidades particulares de datos o evaluación tecnológica.

Nosotros intentamos ir donde las comunidades están. Es un proceso complicado y que se basa en confianza mutua. En Portland, hemos estado implementando un programa que llamamos «Líderes comunitarios» en donde contratamos personas que representan a ciertas comunidades para que nos guíen en el trabajo de conexión con sus entornos.

En reuniones comunitarias con grupos vulnerables intentamos también crear espacios seguros con reglas de interacción específicas debido a la potencial existencia de trauma social o desconfianza con el gobierno. En ciertos casos, hemos dejado el liderazgo a organizaciones que ya tienen esa confianza comunitaria y trabajamos con ellas en la preparación de estrategias.

La compensación es justa como si fueran consultores y además tienen a su disposición un presupuesto para organizar uno o dos eventos públicos en persona. El proceso de solicitud presupuestal ha sido complicado, sobre todo cuando hay déficit presupuestario en la ciudad. Afortunadamente nuestro alcalde actual ha sido uno de los mejores patrocinadores de este trabajo y hemos tenido acceso a este presupuesto extra.

En ausencia de este presupuesto, nos hemos centrado en la generación de materiales de educación digital en línea, eventos comunitarios también en línea, y trabajo interno de desarrollo de políticas y procesos. El presupuesto requerido para estas actividades es relativamente mínimo y solo ha requerido una o dos personas para su realización.

Aun con todo el esfuerzo, nuestro programa está lejos de tener una cobertura general. Ha sido difícil conectar con ciertas comunidades o grupos. Pero este es un camino largo y no perdemos la esperanza de poder encontrar ese lugar común en donde podamos discutir estos asuntos.

Por cierto, muchos aspectos de la discusión en tópicos digitales tienden a ser muy técnicos. El facilitar estos temas con lenguaje más sencillo es prioridad de nuestro programa. Por ejemplo, hemos puesto a disposición una revista digital sobre tecnologías de vigilancia, derechos y justicia digitales. Intentamos que esta revista fuera mucho más visual, aunque en algunos casos nos fue complicado simplificar el texto. La participación de expertos en comunicación puede ayudar en esta meta.

Preguntas sobre la plataforma

En este apartado se agrupan las preguntas sobre el funcionamiento de la Plataforma. Estas preguntas serán respondidas por el equipo que administra el sitio.

  1. Directorio de perfiles
    Al crear un perfil de usuario en la plataforma de Ciudades y Derechos Digitales, las personas miembros podrán contactarte y compartir información sobre transformación digital en sus gobiernos locales y municipios.

    En el caso de los expertos/as, podrán poner a disposición sus conocimientos para proyectos de sus áreas de interés y recibir comentarios o preguntas de políticas públicas en marcha.

  2. Mentorías
    Realizaremos mentorías con expertos y expertas que participan de la plataforma y que podrán entregar asesorías a proyectos postulados por los servidores públicos de América Latina.

    Esta mentoría se realizará de forma digital y los proyectos seleccionados serán elegidos por un comité estratégico.

  3. Preguntas de la comunidad (mentorías)
    A partir de las preguntas que hagan los equipos de servidores públicos a los expertos que dicten las mentorías, crearemos una sección donde las personas podrán ver preguntas específicas que pueden resolver cuellos de botella o problemáticas comunes en distintas partes de América Latina.

  4. Q&A
    Periódicamente habilitaremos un formulario para que las personas puedan hacer preguntas en temas específicos que serán respondidos por un especialista en el área.

  5. Desarrollo de contenidos
    Publicaremos contenidos propios relacionados a la transformación digital con enfoque de derechos, tales como investigaciones, reportajes y otros documentos que puedan ser insumos para la comunidad de prácticas de la plataforma.

  6. Columnas o entrevistas a expertos y servidores públicos con casos inspiradores
    En la interacción con los miembros de la comunidad iremos reconociendo temas y personas clave. Compartir estas experiencias, a través de columnas o entrevistas, permitirá relevar la experiencia de los propios miembros de la comunidad, promoviendo la interacción entre personas al compartir historias inspiradoras.

Ir a

Regístrate y sé parte de la comunidad de Ciudades y Derechos Digitales

13th February 2024

Mentoría

Citizen’s engagement in urban data initiatives

Recursos

Guías prácticas para la transformación digital en América Latina y el mundo.

Waste Collectors Map
Citizen’s Engagement in Urban Data Initiatives: A typology outlining citizens' engagement in local data initiatives
28mgtNI4F 400x400
Primera mentoría del Digital Helpdesk for Cities incluyó tips para la transformación digital en ciudades inteligentes
gladystone-fonseca-0Bm-KxgSPBs-unsplash
10 destacados de la Guía Práctica para la Transformación Digital en América Latina